Interes General

Planean construir un paseo con eje en el Pabellón del Centenario

Es el último monumento de los festejos del Centenario, hoy el edificio está abandonado, detrás de un hipermercado. Proponen recuperarlo e integrarlo a un gran espacio lineal que conecte Las Cañitas con Palermo.

El barrio de Palermo tiene un rincón olvidado, se encuentra oculto detrás de un centro comercial, posee un gran valor patrimonial, es uno de los 35 edificios que se construyeron para el Centenario de la Revolución de Mayo, llamado el Pabellón del Centenario, informa Clarín.

En su mayoría, esos edificios fueron pabellones como los que se podían ver en las ferias internacionales que se hacían en esas épocas, principalmente en Europa. Aquí fueron financiados por el Estado y por las comunidades de inmigrantes ya radicadas en el país, que anticipaban una llegada masiva para la época de la Primera Guerra Mundial. Sin embargo, 34 de esos edificios fueron demolidos. El que quedó en pie está atrapado entre Easy y Jumbo de Palermo, lejos de la vista de todos.

Esos terrenos son propiedad de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) y se encuentran concesionados a Cencosud. El organismo impulsa que sean liberados y luego, subastados. Ya existe un proyecto de transformación urbana que tiene como eje la restauración y puesta en valor del Pabellón del Centenario.

El arquitecto Juan Martín Flores, es el ganador del concurso internacional que fue organizado por la Sociedad Central de Arquitectos y auspiciado por la el Gobierno de la Ciudad y FADEA, la Federación Argentina de Entidades de ArquitectosFlores concibió un gran espacio lineal en el que convergen edificios para usos residenciales, turísticos y comerciales, en el que los vehículos sólo transitan por Dorrego, Cerviño y Bullrich. El arquitecto imaginó un gran paseo que tenga al Pabellón del Centenario como eje.

“El Pabellón abre hacia Bullrich y cierra hacia Dorrego. A partir de esta condición, pensamos en crear un nuevo frente hacia Dorrego. Como se trata de un Monumento Histórico Nacional, cuyas fachadas no pueden ser alteradas, se nos ocurrió diseñar unas rampas de acceso que lleguen directamente hasta el subsuelo. Es decir, se lo puede atravesar por debajo, indistintamente por donde se ingrese. Además creemos que genera la vinculación que buscábamos entre el barrio de Las Cañitas y Palermo. Con la rampa, se amplía el espacio. Esta configuración no estaba en las bases del concurso, pero hicimos esta interpretación que nos pareció interesante”, contó a Clarín Juan Martín Flores.

Actualmente el Pabellón se encuentra abandonado; a la estructura le crecen plantas en la cúpula vidriada y hasta árboles en diferentes partes del techo. Cencosud, por contrato, debía realizar un mantenimiento, pero nunca lo hizo; y el Estado tampoco veló por su cumplimiento.

Además de la restauración del Pabellón, el proyecto propone construir edificios en paralelo a la avenida Bullrich. Construcciones que no podrán tener más de 21 metros (serían unos siete pisos) y sin calles pasantes. La idea es que los vecinos de ese nuevo barrio ingresen con sus vehículos a nivel del subsuelo, en donde estarán ubicados los estacionamientos.

Related posts

Ecobici volvió a funcionar

Mi Buenos Aires

Mujeres que Corren: actividades en el Autódromo BA

Mi Buenos Aires

Larreta: “Es la mayor construcción de escuelas de un Gobierno en la historia”

Mi Buenos Aires